El euro sube a 0,89 dólares, impulsado por los signos de ralentización en EEUU

El euro logró rebotar hoy por encima de 0,89 dólares, a pesar de la decepción sufrida el miércoles por los inversores tras el mantenimiento de tipos del BCE. El BCE deja los tipos en el 4,75% ante la existencia de riesgos inflacionistas


Las tranquilizadoras palabras de Duisenberg, que resaltó que el crecimiento europeo goza de buena salud, parecen haber convencido al mercado. Los signos de debilidad en EEUU también contribuyeron al avance.

La economía estadounidense ha vuelto a dar síntomas de que la desaceleración podría ser más brusca de lo esperado. Hoy se conoció que las ventas al por menor cayeron en marzo un 0,2%, frente al aumento de una décima esperado por los economistas, y que el índice de confianza de la Universidad de Michigan retrocedió en abril hasta los 87,8 puntos, desde los 91,5 puntos del mes anterior.

Según Estefanía Ponte, de Beta Capital, “los datos publicados muestran que el consumo sigue débil en Estados Unidos. Además, la recuperación de la confianza parece que se ha vuelto a quebrar. Estos factores, unidos al descenso de los precios –los precios a la producción bajaron en marzo un 0,1%– dejan la puerta abierta para que la Reserva Federal relaje de nuevo su política monetaria en mayo”.

El pesimismo en Estados Unidos permitió que el euro se recuperara con fuerza hasta 0,893 dólares. La confianza que ha conseguido transmitir el presidente del BCE, Wim Duisenberg, en su discurso del miércoles también ha contribuido a la subida.

El mercado había descontado un recorte de tipos de un cuarto de punto, pero no ha sido necesario. Duisenberg logró devolver el optimismo a los inversores al asegurar que la economía europea se encuentra a salvo de un posible contagio de la situación en EEUU.

El BCE ha ganado el pulso al mercado”, asegura David Cano, de Analistas Financieros Internacionales. En su opinión, la autoridad monetaria ha conseguido convencer de que el crecimiento europeo es sostenido y ha desplazado las expectativas de un recorte del precio del dinero hasta el mes de junio. Además, la divisa europea pasó por alto el fuerte repunte registrado por el precio del petróleo, que ayer volvió a rebasar la barrera de los 27 dólares por barril.

Problemas de liquidez.

Una de las consecuencias de la decisión del BCE de mantener el miércoles su política monetaria en el 4,75% ha sido la espectacular subida registrada por los tipos de interés en los plazos más cortos.

Ésta se ha producido por la falta de liquidez en el mercado, ya que la mayoría de las entidades habían apostado porque la semana que viene iban a poder obtener financiación a unos tipos más bajos. Esto provocó que la subasta que resolvió el BCE el pasado martes se saldara con una adjudicación de poco más de 20.000 millones de euros, por lo que las entidades han tenido que acudir al mercado interbancario europeo para conseguir fondos.

En este contexto, el euribor a un día ha repuntado en sólo dos días desde el entorno del 4,80% hasta el 5,75%.
Next
Entrada más reciente
Previous
This is the last post.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.