Los inventarios de crudo de Estados Unidos han caído en 1,05 millones de barriles, hasta los 339,7 millones, en la semana cerrada el pasado 1 de diciembre, según los datos presentados hoy por el Departamento de Energía. Esta cifra ha sorprendido a los analistas, que esperaban un incremento de medio millón de barriles.

Las reservas de combustibles destilados han caído en 459.000 barriles -hasta 132,4 millones-, cuando los expertos consultados por la agencia Bloomberg Business esperaban un descenso de 850.000 barriles. Los inventarios de gasolina han retrocedido 1,04 millones de barriles, hasta un total de 200 millones. En esta ocasión, los analistas pronosticaron una caída de 965.000 barriles.

El precio del barril de Brent sube un 0,49% a esta hora, hasta los 63,63 dólares, mientras que el West Texas, de referencia en Estados Unidos, se deja un 0,14%, hasta 62,34 dólares.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.