Los precios de importación de Estados Unidos han caído un 1,2% en enero debido al descenso del precio del crudo, según los datos presentados por el Departamento de Trabajo estadounidense. Se trata el mayor retroceso mensual desde octubre de 2006.

La caída registrada en enero es superior al 1% que esperaban los analistas consultados por la agencia Reuters, y contrasta con el crecimiento del 1,1% registrado en diciembre.

El descenso de los precios de la energía es el principal responsable de este retroceso. El precio del petróleo importado ha caído un 7,3%, mientras que el del gas natural lo ha hecho un 12% tras dispararse un 11% en diciembre y un 43% en noviembre. Excluyendo los combustibles, los precios de importación han aumentado un 0,3%, su tercer incremento consecutivo. Si sólo se excluye el petróleo, los precios se han mantenido estables respecto a diciembre.

Peticiones desempleo.

Por otro lado, hoy se ha conocido el dato de peticiones semanales de desempleo, que han crecido en 357.000 personas, muy por encima de los 313.000 que esperaban los analistas.

Tras este dato, el promedio de las últimas cuatro semanas alcanza las 326.000 peticiones, cifra muy superior a la media de 308.000 del periodo de cuatro semanas cerrado el pasado 3 de febrero.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.