La cotizacion del petróleo se recupera de los recortes de un dólar sufridos después de conocer la decisión de Irán de liberar a los 15 marines británicos y se aproxima de nuevo a la barrera de los 68 dólares el barril. La caída sufrida en las reservas semanales de gasolina y gasóleo de EEUU minimiza las pérdidas del oro negro.

A esta hora el crudo Brent, la referencia en Europa, cede 6 centavos, hasta 67,75 dólares el barril, mientras que en EEUU el West Texas Intermediate (WTI) cae 40 centavos, hasta 64,24 dólares el barril.

Poco antes de que Wall Street abriera sus puertas el presidente de Irán, Mahmoud Ahmadineyad, anunciaba que Teherán “perdona” y “liberará” a los 15 soldados del Reino Unido que mantenía prisioneros desde el pasado 23 de marzo. Esta decisión pasaba factura al Brent, que llegó a retrocede 83 centavos, hasta 66,98 dólares por barril, en una primera reacción a la noticia. El WTI bajaba 1,01 dólares el barril, hasta 63,63 dólares. El crudo Brent alcanzó el lunes un máximo de siete meses de 69,58 dólares.

No obstante, la publicación de los inventarios semanales de Estados Unidos ha vuelto a estabilizar la cotización del petróleo. Según las cifras publicadas por el Departamento de Energía estadounidense, en la semana que finalizó el 30 de marzo las reservas de crudo aumentaron por encima de lo previsto en 4,3 millones de barriles, hasta 332,7 millones, pero las de gasolina y gasóleo arrojaron un saldo negativo. El combustible para calefacción acumula así su novena semana consecutiva de recortes y se queda en 118 millones de barriles, mientras que las provisiones de gasolina caen por octava semana y se sitúan en 205,2 millones de unidades.

Disminuyen las tensiones en Irán bajan precio petroleo.

En Oriente Medio la crisis entre Teherán y Londres parece llegar a su fin con la liberación de lso marines británicos a pesar de que Ahmadineyad ha manifestado hoy que “lamentaba” que Reino Unido “no tuviese el valor” de admitir que sus soldados violaron las aguas iraníes. Londres asegura que sus marinos estaban en aguas iraquíes, a casi 3 kilómetros de las aguas iraníes.

Los intermediarios han moderado su reacción a la liberación de los soldados, anticipada en los dos últimos días, a la espera de los datos de inventarios de petróleo y productos refinados en Estados Unidos. Se teme que esas cifras muestren la octava caída semanal consecutiva de los inventarios de gasolina en EEUU.
Además, pese a que la liberalización de los soldados rebaja la tensión varios grados, no elimina la confrontación entre Irán y Occidente por el programa nuclear de Teherán.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.