La semana arranca con una momentánea y leve tregua en el precio del petróleo, origen de la huelga de transportistas. 


Después de sumar un rally alcista del 15% sólo durante la semana pasada, y de marcar nuevos récords en 139 dólares, el precio del barril West Texas cotiza en 137 dólares.

La toma de beneficios alcanza al fin, aunque sea de una manera muy moderada, al mercado del petróleo. El arranque de la semana propicia una ligera corrección en el precio del crudo. El barril tipo West Texas cede cerca de un 1%, hasta situarse en 137,2 dólares. El barril de Brent, de referencia en Europa, se frena otro 1%, hasta situarse en 136,28 dólares en el inicio de la jornada en los mercados europeos.

El ministro de petróleo de Arabia Saudí ha destacado en las últimas horas que el rally más reciente desatado en el precio del crudo había sido "injustificado".

La cotización del petróleo se mantiene cerca todavía de los récords históricos que alcanzó el pasado viernes, cuando el barril West Texas llegó a los 139,12 dólares, fruto de una escalada próxima al 15% durante la semana pasada.

Producción de petróleo crudo en Arabia Saudí 1950-2012
Esta frenética escalada tuvo aliados como el nuevo descenso del dólar frente al euro, acrecentado con las nefastas cifras de paro publicadas el viernes en Estados Unidos, y como las amenazas de Israel lanzadas contra Irán, que avivaron las tensiones geopolíticas.

Las predicciones de los analistas tampoco contribuyeron precisamente a fomentar la relajación en el mercado del petróleo. Los analistas de Goldman Sachs pronosticaron que el crudo podría tocar los 150 dólares el barril en menos de un mes.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.