¿Cuál ha sido el efecto de la recesión en los mercados energéticos? 

 Para responder a esta pregunta la sesión empezó con la intervención de Adam Robinson, vicepresidente de una división de materias primas del Royal Bank of Scotland.
 La evidencia según Robinson es que la recesión ha traído capacidad ociosa, pero también ha llenado los inventarios. Esto ha forzado al mercado ha colocar los destilados por todos los medios: bajando el precio para lo que se quiera servir ahora, llenando barcos como depósitos flotantes, y provocando un contango (precios de futuros más caros que el spot). Hasta ahora esto ha funcionado ya que el almacenamiento ha crecido con las necesidades (más barcos, nuevos depósitos, etc). Y de momento los bancos creen que la economía de los EE.UU. Ha empezado ha empezado a demandar más petróleo. Pero evidentemente el peligro es que puede que no haya recuperación. Y si esta no aparece, ¿donde van los inventarios, la deuda, el dólar? El déficit fiscal estadounidense puede ser el causante de la temida estanflación.
 Robinson ha acabado explicando algo que dice mucho del comportamiento del mercado del petróleo: muchos inversores no atienden a los fundamentales en el comercio del petróleo, sino que se fijan solo en el precio como indicador.

PIB y demanda de crudo

Dave Cohen (ASPO USA) ha hablado de la correlación entre demanda petróleo y PIB. Por tanto la demanda dependerá de la evolución de la recesión. Se podría dar el caso de que la demanda caiga por debajo de la capacidad de producción durante años. Para Cohen la clave es lo que él denomina “Chinamerica”. Si esta no recupera su dinámica simbiótica productor - comprador, ¿quién lo hará? Si la salida de la recesión no es clara, ni China ni EE.UU. podrían levantar cabeza y con ellos el PIB mundial.
 Cohen se muestra muy pesimista con el estado de la economía estadounidense. 
La clase media está arruinada por la deuda, más de un 200% respecto a sus ingresos, creciente desempleo, el sector inmobiliario está en una situación muy precaria de la que no saldrá rápidamente (por lo que los consumidores no podrán seguir utilizando sus casas como cajeros automáticos mediante refinanciación), etc. Tampoco cree Cohen que la salud de la economía china sea muy buena. Las exportaciones en agosto de este año fueron un 23,4% más bajas comparadas con las del año pasado, su reciente crecimiento del PIB se debe a la especial contabilidad china y a los estímulos aplicados por el gobierno, y por ello existe también el riesgo de que al hacer esto se estén creando también en China burbujas especulativas en los mercados de valores e inmobiliarios. Las consecuencias de todo esto, especialmente cuando se pase el efecto de los estímulos fiscales en todo el mundo podría ser una recesión en forma de L que causaría que el factor más importante en el equilibrio del mercado petrolero fuese la demanda, al menos hasta que la falta de inversión deje al descubierto de nuevo la fuerza descendiente del agotamiento en la capacidad productiva de petróleo.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.