La mayoría de los países de América Latina tienen un  tipo de cambio de libre flotación entre el dólar y sus propias monedas. 

El control sobre las divisas ha impulsado dos tipos de cambio: la tasa oficial  y el mercado negro. Los turistas que visitan Venezuela y Argentina a menudo comienzan sus visitas con poca comprensión de la situación actual. pero vale la pena usar el mercado negro. En Argentina se ofrece unos 10 pesos por dólar, en lugar de los siete del tipo de cambio oficial. La demanda de dólares se ha incrementado, lo que debilita el peso.

En el mercado negro de Venezuela los dólares valen hasta 10 veces  de bolívares de lo que se ofrece en la tarifa del gobierno. Los precios en el mercado negro siguen la inflación que el gobierno intenta ocultar mediante el establecimiento de una tasa fija artificial. La inflación en Venezuela alcanzo 56 % el año pasado.

Mientras que los mercados negros son ilegales los funcionarios, tanto en Argentina como en Venezuela, permiten operar con mayor o menor control en función de su necesidad de dólares. Pero las restricciones aumentan cuando los ciudadanos tratan de enviar sus dólares al extranjero.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.