En poco más de seis semanas, el dólar canadiense ha caído alrededor de cinco por ciento, a 90 centavos de dólar (EE.UU.), su precio más bajo desde septiembre de 2009.


Para los residentes Canadiense, el valor cada vez más bajo del dólar canadiense es una espada de doble filo. Los consumidores tendrán que pagar más por los bienes importados, sobre todo, las frutas y verduras de California, los coches y la ropa, bien que desde un punto de vista turístico un dolar canadiense barato provocará un mayor interés, pero la caída  significa simplemente menos para los consumidores canadienses.

El grueso de los visitantes a Canadá viene de los Estados Unidos. Esto va a relanzar el mercado turístico. Así que se prevé que la industria turística va ver resultados positivos.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.