Nueva prueba de fuego para los precios del petróleo. El Departamento de Energía de EEUU ha revelado un nuevo incremento del último recuento de reservas comerciales de crudo. 

 El crudo cotiza con descensos ante la perspectiva de que esta oferta sea suficiente para satisfacer las expectativas de demanda.

Desde hace siete días, el precio del petróleo acumula descensos que se aproximan al 10%, después de que los inventarios de crudo se hayan incrementado en cerca de 30 millones de barriles (casi un 10% más) en las tres últimas semanas. La escalada de las reservas se ha convertido en un muro de contención ante los recientes máximos históricos en los precios del crudo.

Los inversores, no obstante, prestarán casi tanta atención de las reservas de crudo como a las de gasolina, que son ahora mismo las más reducidas en términos relativos. Tras el informe petrolero, el barril de Brent con entrega en junio ca un 0,2%, hasta 50,52 dólares, mientras que el promedio estadounidense West Texas Intermediate (WTI) cede un 0,18%, hasta 49,4 dólares.

Al cierre de la semana pasada, las existencias de crudo se incrementaron en 2,6 millones de barriles (mb), hasta 327 millones de barriles (mb). Por su parte, las reservas de gasolina experimentaron un sensible incremento de 2,2 mb, hasta 213,5 mb, un 5,6% más alta que la lectura de 2004 por estas mismas fechas y mayor de lo previsto inicialmente.

Los expertos señalan que el cuello de botella en el procesamiento del crudo, su refino y conversión en combustibles como la gasolina se erige en una de las grandes preocupaciones. Por último, los inventarios de destilados como el gasóleo para calefacción descendieron en 300.000 barriles, hasta 102,3 mb.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.