El precio del petroleo crudo volvió a situarse en terreno ascendente después de dos jornadas de visibles descensos en los precios. 

 El dato neutral de los inventarios frenó ayer el ascenso hacia el nivel de los 60 dólares, pero las especulaciones sobre el consumo de combustible en EEUU empujar otra vez los precios hasta los 60 dólares.

Al cierre, el Brent a un mes, la referencia europea, cerró con un ascenso del 2,44%, hasta 57,96 dólares, tras marcar un máximo en la sesión de 58,55 dólares. Pero el protagonista fue el promedio estadounidense WTI, que sumó un 2,29%, hasta 59,42 dólares, pero cotizó por primera vez en la historia en los 60 dólares.

"Con el suministro mundial fluyendo de forma estancada, incluso cuando la demanda global comienza su subida estacional [verano], los inventarios deberían crecer más rápido de lo norma por la tendencia alcista de los precios. Los inventarios semanales sugieren que esto no está sucediendo", dicen Paul Horsnell y Kevin Norrish, analistas de Barclays Capital.

Por otra parte, el consenso de precios para el tercer trimestre (julio-septiembre) recopilado por Reuters se sitúa en 50 dólares, que coincide con el promedio registrado por el precio del crudo -caso del barril de Brent- a lo largo de este año. "Creemos que el riesgo de superar nuestra previsión de 60,1 dólares es significativo y, por tanto, sospechamos que el consenso de precios subirá de algún modo", advierte Barclays Capital en un informe fechado ayer.

Perfil del informe de inventarios

Según el informe del Departamento de Energía, difundido ayer, al cierre de la semana pasada se redujeron los inventarios de crudo sin refinar en 1,6 millones de barriles, hasta 327,4 millones de barriles (mb). Los stocks de gasolina, por su parte, se incrementaron levemente, en 0,2 mb, hasta 215,9 mb, mientras que los destilados -donde se incluye el combustible diesel- subieron en 1,3 mb, hasta 111,5 mb.

El informe generó algo de esperanza sobre una reconstrucción de las reservas ante el inicio de la temporada de conducción -driving season- en EEUU. Sin embargo, algunos expertos apuntan que estos incrementos no están siendo todo lo rápido que es necesario. Según estimaciones de Barclays, la demanda crece a un ritmo más acelerado que la oferta y podría provocar la tirantez del mercado este mismo verano. En este sentido, la capacidad de refino de crudo de las refinerías estadounidenses se situó en el 94,8% de lo posible.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.