Según los datos publicados por el Departamento de Energía de EEUU, en la semana que finalizó el pasado 27 de enero las reservas estadounidenses de crudo se incrementaron en 1,92 millones de barriles, hasta 321 millones, superando las previsiones de los analistas que esperaban un incremento de un millón.

Según los datos publicados por el American Petroleum Institute (API), el incremento en las reservas de petróleo fue de 5,9 millones de barriles, mientras que los inventarios de gasolina crecieron en 3,7 millones de barriles y los destilados se redujeron en 883.000 barriles.

Tras la publicación del dato, el barril de West Texas, de referencia en EEUU, sube un 0,04%, hasta 67,95 dólares, mientras que al otro lado del Atlántico el Brent suma un 0,09%, hasta 66,05 dólares.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.