Una cosa es consumir de forma inteligente la energía que tenemos y otra muy distinta aceptar que esto esta finiquitado y sólo tenemos como opción aceptar un retroceso en nuestros niveles de vida, me parece inaceptable más si tenemos en cuenta que más de medio planeta ni se acerca a estos niveles de bienestar.

¿Tiene Ud en cuenta el estado actual del planeta y que si TODOS los humanos consumieran como Ud, harían falta nada menos que tres planetas? Creo que no, que eso ni lo ha pensado Ud. Pues piénselo, don Pablo, porque como puede imaginar, eso es imposible. Por lo tanto, para hacer algo que sea posible, deberá Ud plantearse precisamente lo que se niega Ud a aceptar: un retroceso en su nivel de vida. Es la única manera que permitiría a la humanidad entera, compartir los recursos de La Tierra, de forma sostenible y equilibrada. Intente Ud resolver la ecuación de otra manera y le saldrán soluciones tipo: guerras, esclavaje, dominación, explotación, que es lo que ha estado haciendo la humanidad hasta el día de hoy.

La cuestión es que hasta hoy, la energía disponible estaba ahí y solo había que cogerla (o comprarla) y procesarla. Hoy, sigue estando ahí, pero bajo países soberanos, que no siempre están dispuestos a venderla al precio que uno querría, por lo que "obligan" al imperio y sus esbirros, a "democratizar" dichos países, al tiempo que les "ayuda" a "extraer" sus riquezas. Pero en realidad, la situación es bastante peor, pues ya no solo hay un imperio, sino que amanecen otros, que también necesitan carburante para llegar a esas cotas de bienestar de las que Ud y yo mismo gozamos. Al tiempo que esa energía es cada vez más escasa e insustituible y sus productores se han asociado a modo de cártel, para defender sus propios intereses.

Por mi parte, le voy a explicar por qué creo que se equivoca Ud cuando, por ejemplo, dice:

"el hidrógeno es una buena manera para almacenar la energía eléctrica, que después utilicemos este para el parque móvil no me parece descabellado, evidentemente esto no lo podemos hacer únicamente con renovables aunque no descartemos en un futuro próximo que la energía nuclear y el hidrógeno vayan de la mano."

El hidrógeno es la molécula más pequeña conocida. Solo tiene un protón, un neutrón y un electrón. Por lo que fácilmente atraviesa cualquier otro elemento o material que se haya usado para contenerlo. Dicho de otra manera, si Ud almacena H en un depósito de, por ejemplo acero, en poco tiempo verá que su H se ha esfumado, simplemente escapando a través del acero. Eso además, provoca la degradación de la mayoría de materiales, pues al atravesarlos, también se combina con ellos, cambiando su composición. Por lo tanto, el hidrógeno no es una buena manera de almacenar la energía eléctrica.

Tenga en cuenta además, que para llegar a ese almacén, habrá tenido antes que extraer ese H, proceso costoso y que hoy día se basa principalmente en la descomposición de la "H" de hidrocarburos, habrá tenido que someterlo a una importante presión para licuarlo y vaya pensando cómo mantenerlo a -253ºC...

Por si fuere poco, al ser el H un vector energético, es decir, una transformación de la energía, para poder transportarla y usarla más tarde, cuando sea requerida, la pérdida acumulada a la liberación final es tal, que la tasa de retorno de la energía usada para obtenerla, resulta negativa. Quiero decir que, en términos energéticos, cuesta más energía hacerla, que la que se obtiene de ella. Teniendo en cuenta que cuando se empezó a usar el petróleo, su TRE era de 100:1 y hoy es de 9:1, lo de gastar más energía que la que se consigue al final, es directamente inviable.

En cuanto a sus aplicaciones en el sector del transporte, la cuestión no es baladí. Tenga Ud en cuenta que en el mundo hay más de mil millones de vehículos con motor de combustión interna, basados en combustibles fósiles, que no son, para nada, aprovechables para el uso de H. Solo el coste energético que significaría sustituir todos esos motores, por dispositivos eléctricos, basados en hidrógeno, es sencillamente inabordable. Más cuando estamos hablando de que en cuatro años, la cantidad de petróleo que se producirá, será menor que la actual... Siendo además que habrá bastante más demanda, tal vez un 20% más... Realmente descabellado, sí.

Para no extenderme más, terminaré comentándole también eso que Ud dice:

"evidentemente esto no lo podemos hacer únicamente con renovables aunque no descartemos en un futuro próximo que la energía nuclear y el hidrógeno vayan de la mano."

Evidentemente. Ya lo dice Ud mismo. Lo que no sabe es que las actuales 440 centrales nucleares en funcionamiento, más las que están en construcción y proyecto, terminarán con las reservas de uranio antes de cuarenta años, siendo optimistas. Entiendo además que ignora Ud el proceso para la obtención del combustible nuclear y el coste energético que implica, basado principalmente hoy día en el consumo de hidrocarburos. Así como que el precio de dicha materia prima se ha septuplicado en cuatro años, a la vista de que va a resultar una fuente de energía imprescindible en poco tiempo, aunque muy insuficiente, pues solo cubre una pequeña parte del consumo eléctrico actual. Consumo doméstico e industrial, prácticamente nada en transporte...

Albert Arnold Gore, Jr.
Finalmente, no puedo evitar comentar también eso de: "decir que el CO2 es un gas contaminante es una barbaridad"... Aunque, la verdad, casi podría decir aquello de "sin comentarios". Pero no, le informaré a Ud de que la concentración actual de CO2 es el triple del máximo que se ha medido en los últimos 800.000 años. Siendo además que en siete veces, periódicas, ese aumento de la concentración de CO2 ha coincidido con una glaciación, de ¡100.000 años! Es obvio que el clima en La Tierra y la concentración de CO2 de la atmósfera, tienen relación directa. Directísima, diría. Teniendo en cuenta que hemos quemado en los últimos cien años, la mitad del petróleo extraíble, y que en los próximos treinta, quemaremos irremisiblemente el resto, dicha concentración será aún mucho mayor, lo cual asegura un estupendo e irremediable cambio climático, provocado por estas dos o tres generaciones, en las que Ud, yo y todos los que lean esto, estamos incluidos.

Ya le advierto de entrada que no lo tiene fácil, pues Al Gore que lleva años explicándolo por todo el planeta, premio Nóbel, Príncipe de Asturias y ex-vicepresidente de los mismísimos EEUU, no ha conseguido cambiar la opinión al respecto de casi nadie. Es más, aún sabiendo el terrible contenido de su información, muy poca gente se ha interesado por conocerlo personalmente. Por enfrentarse a la cruda realidad.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.