El breve respiro que dio al peso la caida del dolar el lunes, tras los malos datos del empleo de EE.UU, ya parece un recuerdo lejano.

Las cosas tuvieron un mal comienzo esta mañana. Las acciones chinas continuaron su rápido declive ya que sector manufacturero se contrajo al ritmo más rápido desde agosto de 2012. Las divisas vinculadas a materias primas, particularmente al petroleo, están siendo duramente golpeadas, desde Canadá hasta Colombia.
Las monedas de América Latina están sintiendo los efectos El dólar ha subido un 0,5 por ciento frente al peso chileno, 0,45 por ciento frente al real brasileño y el 0,15 por ciento frente al peso colombiano.

El ringgit de Malasia ha caído a niveles no vistos desde la crisis de la deuda asiática en 1997-1998.

El banco de Estados Unidos está tomando una vista recién bajista sobre el dólar canadiense, que se describe como "la única moneda que no está sustancialmente subvaluado frente al dólar."

Deutsche Bank estima que "en base a los ciclos pasados", las divisas ligadas al dolar podrían perder otro 10 por ciento a la baja, si se compara con canastas de monedas de sus principales socios comerciales.

Los mercados cayeron el lunes después de los malos datos del sector manufacturero chino que ha hundido el precio de las materias primas a nivel mundial. Casi todas las monedas se debilitaron frente al dólar, con el real brasileño que cae a  3,46 reales por dólar, su nivel más bajo en más de 12 años. Todos los principales mercados bursátiles se hundieron. China es el principal socio comercial de Brasil y un mercado clave para las exportaciones latinoamericanas de materias primas como ele hierro, la soja, el cobre y el petróleo.

Los precios de la mayoría de esas materias primas cayeron, con el cobre su nivel más bajo en seis años y el petróleo crudo que registra su mayor caída diaria en casi un mes.
El peso colombiano registró el mayor descenso de toda latino america, perdiendo de alrededor de 1,4 por ciento. El petróleo es la principal fuente de ingreso de Colombia y la moneda tiende a moverse en tándem con los precios del petróleo.
El peso chileno, que está estrechamente vinculada a los precios del cobre, cayó alrededor de 1,2 por ciento.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.