El euro (€) es la moneda de la unión económica y monetaria. Es común a dieciocho miembros de la Unión Europea y aquellos países forman la zona euro. 

También se les permite el uso del euro cuatro micro-estados (Andorra, Mónaco, San Marino y el Vaticano) algunos países europeos como Montenegro y Kosovo.
En uso desde 1999 por las transacciones financieras dentro de Europa, la divisa se pone físicamente en circulación el 1 de enero de 2002.
El euro es la segunda moneda del mundo por la cantidad de transacción detrás del dólar de los EE.UU.

Funcionamiento del euro.

El euro está gestionado por el Banco Central Europeo (BCE ) en Frankfurt y esta formado por los bancos centrales de los Estados de la zona euro. Como un banco central independiente, el BCE es el único órgano con la facultad de fijar la política monetaria para toda la zona euro. El BCD participa en la impresión, acuñación y distribución de los billetes y monedas en todos los estados miembros. También garantiza el buen funcionamiento de los sistemas de pago dentro de la zona del euro.

El Tratado de Maastricht , firmado en 1992 requiere que la mayoría de los estados de la UE adopten el euro una vez que cumplan con ciertos requisitos monetarios y presupuestarios, los llamados criterios de convergencia. El Reino Unido y Dinamarca, sin embargo, no forman parte de la unión monetaria, mientras que Suecia se negó a introducir el euro después de un referéndum en 2003 eludiendo de este modo la obligación de adoptar el euro si no se cumple con uno de los criterios de convergencia. Sin embargo, todos los países que han ingresado en la UE desde 1993 se han comprometido a adoptar el euro en el futuro.

En el Consejo Europeo de Madrid eligió "euro" como denominación de la moneda única europea.

Dos años después, en el Consejo Europeo de Amsterdam, se aprobó su estatuto jurídico, resolviendo ciertas cuestiones operativas relacionadas con la implantación de la moneda única. Estas cuestiones hacen referencia a los sistemas de conversión y redondeo y principios relativos a los contratos (continuidad de los contratos, no obligación – no prohibición,)

El 31 de diciembre de 1998 se fijaron las paridades irreversibles entre las monedas de los estados integrantes de la UEM y el euro.

El 1 de enero de 1999 el euro nació como moneda de curso legal en los países de la UEM, lo que supuso la desaparición del ECU.

Hasta el 31 de diciembre de 2001 el euro sólo existirá bajo la modalidad de dinero escritural (cheques, saldos en cuentas bancarias, órdenes de pago, etc.). Además las monedas de los países partícipes en la UEM, aunque mantienen sus nombres originales (peseta, marco, franco, escudo, etc) tienen la consideración de ser divisiones no decimales de la unidad monetaria euro, pero sólo son de curso legal en su respectivo Estado y no en el resto de la Unión Monetaria

En resumen: La UEM supone una moneda única, el euro, y una política monetaria también única, desarrollada por una autoridad monetaria independiente, el SEBC, cuya principal responsabilidad es mantener la estabilidad de precios de dentro del área euro.

Estatuto legal del euro. Marco legislativo

  1. Reglamentos del euro
  2. La Ley de Introducción al Euro
  3. Reglamentos del euro

A fin de despejar las incertidumbres acerca del estatuto legal del euro y así garantizar la seguridad jurídica de su proceso de introducción, se aprobaron los dos Reglamentos de Introducción al Euro.

1- Reglamento (CE) Nº 1103/97

2- Reglamento (CE) Nº 974/98

1.Reglamento (CE) Nº 1103/97: Se adoptó sobre la base de lo establecido en el Artículo 235 del Tratado de Maastricht y en él se establece:
La sustitución del ecu por el euro en la proporción: 1ecu = 1 euro
La continuidad de los contratos: Las claúsulas de disolución basadas en la creación del euro deberán ser expresas. Con respecto a los tipos de interés nominales fijos, el principio es igualmente de continuidad.

El Reglamento (CE) n.o 103/97

Adoptado por unanimidad de los Estados Miembros partícipes en la UE,

en base al artículo 235 del TUE

•Sustitución de un ECU por un euro en la proporción 1x1
•Continuidad de los contratos tras la conversión al euro, salvo pacto en contrario
•Tipos de conversión con seis cifras significativas
•Normas de redondeo.

El Euro, cambio con las monedas nacionales.


Los tipos de conversión se expresarán con seis cifras significativas.
Se establece el sistema de redondeo: no se admite redondeo alguno de los tipos de conversión. El paso de una moneda durante el periodo de transición (01/01/99 a 31/12/2001) se realizará a través del tipo de conversión; por ejemplo 1 euro 165,347 pts, (nunca su inverso 1 pta = 0,00605 euros). La cifra resultante podrá redondearse, como mínimo, al tercer decimal.

2.Reglamento (CE) Nº 974/98: El segundo Reglamento del euro recoge entre otras cuestiones, el principio de “no obligación, no prohibición ” que regirá para toda la Etapa Transitoria (1/1/99 a 31/12/2001). Sin embargo, hay que reseñar que el propio Reglamento establece importantes salvedades a este principio:
  • De acuerdo con el principio de fungibilidad (Art. 8-3), toda deuda cancela- da mediante su ingreso en la cuenta bancaria del acreedor podrá ser pagada tanto en pesetas como en euros. En caso de que fuese necesario, la entidad bancaria realizará la conversión de acuerdo con los tipos de conversión fijos e irrevocables. Sin embargo, si en el paso de euros a pesetas, la cifra resultante no coincidiera exactamente con el importe debido en la moneda nacional, el riesgo legal correría a cargo del deudor.
  • Cada estado miembro podrá establecer las medidas que considere necesarias para la redenominación de la deuda pública en circulación al 01/01/99.

El Reglamento (CE) n.o 974/98

Adoptado por unanimidad de los Estados Miembros partícipes en la UEM,

en base al artículo 109 L. del TUE

•El euro, moneda de pleno derecho en los países partícipes desde el 1/1/1999
•Especificaciones para la etapa de transición
•Las monedas y billetes de euro tendrán poder liberatorio desde su puesta en circulación
•Sustitución de monedas nacionales por euros en todos los contratos y actos jurídicos a partir de la etapa C

El Euro y el Pequeño Comercio.

 Asimismo, los diferentes Estados Miembros deberán facilitar el paso al euro de los mercados de títulos y de los sistemas de compensación y liquidación. Las obligaciones monetarias podrán compensarse con independencia de cual sea la unidad monetaria en la que fueron impuestas.

Los contratos que al final del periodo transitorio se encuentren denominados en pesetas, se entenderán referidos a la unidad de cuenta del euro.

B) La Ley de Introducción del Euro. Ley Paraguas

La Ley de Introducción al Euro (Ley Paraguas) completa la aplicación automática de los reglamentos anteriores, evitando la inseguridad jurídica y permitiendo el desarrollo posterior de las modificaciones legales en determinados campos del ordenamiento jurídico que presentan peculiaridades.

PLAN NACIONAL DE TRANSICIÓN AL EURO

LEY PARAGUAS

Principios inspiradores

•TRASLADAR al ámbito jurídico nacional los principios básicos del estatuto jurídico del euro.
•INCORPORAR cuestiones que requieren un desarrollo nacional por efecto de la normativa comunitaria (redenominación del capital de las sociedades).
•EJERCER FACULTADES que los reglamentos otorgan al legislador estatal (habilitación para que los mercados de valores y sistemas de pago modifiquen su unidad de cuenta).

•EJERCER FACULTADES abiertas por el Plan Nacional (declaraciones tributarias, contabilidad).

III Monedas y billetes en euros

La reunión del Ecofin del 17 de Noviembre de 1997 decidió que los billetes y monedas en euros fueran puestos en circulación el 1 de Enero del 2002. Así, desde el 1 de Enero del 2002 y hasta el final de la Etapa C circularán simultáneamente la peseta y el euro. Durante este periodo de introducción de los billetes y monedas en euros el sistema bancario recibirá en sus ventanillas los antiguos billetes y monedas en unidades monetarias nacionales, entregando a cambio, los nuevos en euros y trasladando al Banco Central para su destrucción

El 1 de Julio del 2002, los billetes y monedas denominados en las antiguas unidades monetarias nacionales de los países partícipes en la UEM perderán su condición de dinero de curso legal.

A partir de dicha fecha sólo los billetes y monedas denominados en euros ostentarán dicha condición

III.1. Los Billetes de Euros

Los billetes cuyos diseños definitivos ya han sido aprobados, serán de siete tipos: de 5, 10, 20, 50, 100, 200 y 500 euros. Es decir, que el valor actual de los billetes en euros estará comprendido, aproximadamente, (a la espera del tipo de conversión definitivo, que se fijará el 31 de Diciembre de 1998), entre las 829 y las 82.895 pesetas actuales. La responsabilidad de sus diseños, así como su puesta en circulación, corresponde en exclusiva al BCE.

III.2. Monedas

Serán de ocho tipos: de 1,2,5,10, 20 y 50 cents (céntimos), así como de 1 y 2 euros. En su diseño aparecen ciertas particularidades nacionales, (en la cruz figurará un elemento diferencial nacional), por lo que la responsabilidad de su acuñación recaerá en los diferentes Estados miembros de la UEM. En cuanto a su utilización, la única excepción que se establece es la que figura en el segundo Reglamento del Euro donde se reseña que, “ninguna parte estará obligada a aceptar más de cincuenta monedas en cada transacción”.

Características técnicas de los billetes y monedas en euros



Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.