China superó a los EE.UU. como el mayor importador mundial de petróleo crudo en abril, la culminación de un cambio radical en los flujos globales de energía durante la última década.

Los datos de las aduanas chinas mostraron que las compras de petróleo crudo desde el extranjero alcanzó un nuevo máximo de 7,4 millones de barriles por día en abril, lo que equivale a aproximadamente uno de cada 13 barriles consumidos a nivel mundial y superando las importaciones estadounidenses de 7,2 millones de barriles al día. Las exportaciones de los EE.UU. habitualmente alrededor de 500.000 b / d.

Si bien no se espera que las importaciones de China superen las de los EE.UU. hasta la segunda mitad de este año, el movimiento ilustra cómo la revolución de esquisto de Estados Unidos ha reducido la dependencia energética  del país  y cómo la demanda de China ha crecido aún cuando su economía se desacelera.

El salto en las importaciones el mes pasado fue en parte gracias al crudo de Irán. China también han comprado una cantidad récord de petroleo de Omán y Abu Dabi el mes pasado. Los comerciantes respaldados por el estado Chino, incluyendo Unipec y China Oil, están tomando un papel mucho más visible en el mercado mundial de crudo, compitiendo directamente con las compañías petroleras occidentales como BP y Royal Dutch Shell, bancos como Goldman Sachs, y distribuidores de productos básicos como Vitol y Glencore.

En los EE.UU., los precios más altos de los carburantes y los vehículos con motor más eficientes frenan el consumo, mientras que el aumento de la producción petróleo de esquisto en los últimos tres años ha reducido las importaciones. Las importaciones estadounidenses podrían recuperarse en corto plazo, con la demanda de combustible impulsado por el colapso de los precios del petróleo a 65 $ el barril. La caída de los precios también ha reducido drásticamente la actividad de perforación en las regiones de esquisto de Estados Unidos como Dakota del Norte.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.