El crudo Brent se cotizaba a 50,63 $ por barril esta mañana, un 0,5% menos frente a su cierre anterior. Mientras tanto, el West Texas Intermediate cayó 32 centavos, o un 0,66%, a 48.49 $ el barril.

Los operadores explicaron que los precios habían sido afectados por el último aumento de las exportaciones de crudo de Iran, que se espera haber llegado a cerca de 2,8 millones de barriles por día el mes pasado.
El anuncio de la OPEP de la semana pasada que planea recortar la producción ha provocado una oleada de optimismo en la industria. Hay esperanza que exportadores, como Rusia, va a unirse a la reducción de la producción en noviembre.

El Financial Times dice que la industria no debe "apostar" en una possible limitación de la producción de petróleo por parte de Moscu debido a la "industria petrolera rusa es rentable y está soportando bien los precios actuales". En una nota a clientes, Morgan Stanley comenta que esperará a la confirmación del acuerdo con Rusia y la OPEP.

Publicar un comentario

Con la tecnología de Blogger.